inteligencia artificial medicina
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Inteligencia Artificial en Medicina ¿Una realidad?

Los más escépticos tal vez dudarán de la posibilidad de que una máquina, un procesador o un software desarrollen de forma precisa las funciones que centenares de años de tradición han otorgado a los médicos.

Si bien la figura del profesional de la salud es insustituible, la inteligencia artificial en medicina es una novedosa herramienta cuya implementación ha logrado grandes avances en la eficiencia del sector médico, farmacéutico y biotecnológico.

En este artículo, te hablaremos sobre diversas aplicaciones de la inteligencia artificial en salud que demuestran la evidente efectividad de estas tecnologías y por qué constituyen ya una realidad tanto en la medicina actual como en la del futuro más inmediato.

La inteligencia artificial en medicina mejora el diagnóstico de enfermedades

El correcto diagnóstico de enfermedades requiere años de formación en medicina. Y, aun así, en ocasiones este proceso es largo y exige tiempo y dedicación.

Esto se traduce en que, mientras el número de personas que demandan la ayuda de expertos crece de forma exponencial, la oferta disponible de médicos se reduce drásticamente. En consecuencia, el personal médico se ve sometido a una presión cada vez más elevada y sus diagnósticos se retrasan más y más.

No obstante, en los últimos años, la inteligencia artificial y, en particular, los algoritmos de deep learning, han logrado interesantes avances en el diagnóstico automático de las enfermedades, lo que lo convierte en más barato y accesible para el público general.

¿Qué es el deep learning en medicina?

Los algoritmos del deep learning pueden aprender a observar patrones de un modo muy similar a cómo lo hacen los médicos. Si bien es poco probable que, a corto plazo, los sistemas de inteligencia artificial en salud reemplacen por completo esta profesión, estos se utilizarán para resaltar lesiones potencialmente malignas o patrones cardíacos peligrosos para que el médico pueda centrarse en su interpretación y en su posterior tratamiento.

No obstante, los algoritmos de aprendizaje automático requieren infinidad de ejemplos concretos para aprender a diagnosticar, por lo que todos deben estar cuidadosamente digitalizados. El deep learning es particularmente útil en las áreas donde la información que examina un médico ya está digitalizada. Muy pronto, la mayoría podremos tener acceso a los resultados de los mejores expertos en diagnóstico por un precio de lo más asequible.

El Symptom Checker: un algoritmo de deep learning al alcance de todos

El Symptom Checker es una aplicación que fue creada por un equipo de médicos y científicos cuya finalidad es guiar al paciente a la hora de solicitar un servicio de atención médica en función de los síntomas que presente.

Su modo de empleo es fácil: el paciente solo debe ingresar el síntoma que más le preocupa y después seleccionar aquel que le parezca más relevante para identificar su posible problema de salud.

A continuación, deberá responder a varias preguntas interactivas para que la aplicación determine, a través de los detalles que ingrese, el nivel de gravedad de los síntomas y si es recomendable que el paciente acuda a un médico para que termine de evaluar la situación o si bastará con que siga ciertas pautas de autocuidado. En el caso de que el paciente refiera síntomas de gravedad considerable (como un derrame cerebral o un ataque cardíaco), el symptom checker interrumpirá la conversación e inmediatamente le recomendará que solicite atención médica de urgencia.

Su nivel de precisión es cada vez más asombroso: después de recopilar la historia de la enfermedad actual, los algoritmos de deep learning del Symptom Checker evalúan las entradas del paciente para generar, así, unas recomendaciones personalizadas y lo más ajustadas posible a sus necesidades y a su historial clínico.

En Docline contamos con un evaluador de síntomas – Symptom Checker que realiza un Diagnóstico preliminar y triaje, con una recogida de datos inicial ayudando a los pacientes en sus primeros síntomas. Tras completar una serie de cuestiones en un formulario, con preguntas similares a las que le haría un doctor, el paciente obtendrá un informe de diagnóstico inicial y así como los próximos pasos a seguir.

Otras aplicaciones de la inteligencia artificial en salud

El diagnóstico precoz es solo una pequeña parte de las mejoras que la inteligencia artificial en medicina ha implementado en los últimos años.

El desarrollo de fármacos, la personalización de los tratamientos y la mejora en la edición de los genes son otros de los muchos retos que los desarrolladores de las nuevas tecnologías tienen entre manos y sobre los cuales se están obteniendo resultados de lo más esperanzadores.

Tratamientos personalizados

Cada persona responde de una forma distinta a los medicamentos y a los programas de tratamiento. Por lo tanto, una terapia personalizada y adaptada a las necesidades de cada paciente garantizará mayores posibilidades de éxito en este proceso.

El aprendizaje automático identifica qué factores inciden en la elección del tratamiento más adecuado y permite descubrir qué características indican que un paciente responderá de un modo u otro a la terapia propuesta.

El algoritmo, pues, predice la posible respuesta del paciente a un tratamiento en particular. Y lo hace a través de referencias cruzadas de pacientes similares y comparando sus respectivos tratamientos y resultados.

Imagínate tener que reunir toda esta información de forma manual: deberías invertir tanto tiempo que probablemente el afectado no llegaría a recibir su tratamiento en el momento debido. Puesto que ahora la inteligencia artificial se encarga de todo ello, los médicos podrán diseñar de una forma más fácil y rápida el plan de tratamiento más adecuado para el paciente.

Inteligencia artificial en salud con Docline

En definitiva, la inteligencia artificial nos está ayudando enormemente a diagnosticar enfermedades, desarrollar medicamentos, personalizar tratamientos, etc.

Pero esto es solo el principio de una gran revolución: cuanto más digitalizamos y unificamos nuestros datos médicos, más podemos usar la inteligencia artificial para ayudarnos a encontrar patrones que podremos usar para tomar decisiones precisas y rentables en los procesos analíticos más complejos.

Docline es una plataforma de salud digital cuya misión es, precisamente, ofrecerte una solución de salud digital de forma modular o global, con fácil integración (API), segura y que puedas adaptar a tu imagen corporativa (white label, look & feel) y ofrecer a tus clientes como un beneficio extra. Además en nuestra plataforma incluimos un evaluador de síntomas, con una precisión del 93% y más de 30 000 horas de revisión por doctores, que cuenta con una base de conocimientos médicos de 690 condiciones, 1230 síntomas, 550 exámenes de laboratorio y 110 factores de riesgo.

Contamos con cinco años de experiencia en el sector y trabajamos con profesionales sanitarios, hospitales, aseguradoras, compañías farmacéuticas y pequeñas clínicas y centros médicos para facilitar la digitalización del sector salud.

Descubre como nuestra plataforma y nuestro algoritmo de evaluación de síntomas con inteligencia artificial pueden ayudarte como profesional o empresa.

Solicita una demo sin compromiso.

¿LISTO PARA EMPEZAR?

Descubre nuestra plataforma y todas sus ventajas.