Salud empresas
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Nuevos retos en salud para las empresas 2024

¿Qué pueden hacer las empresas durante 2024 por la salud de sus empleados que tenga un impacto real en las tasas de absentismo, la productividad y la cuenta de resultados a final de año? 

¿Qué estrategias de salud y bienestar están funcionando y cuáles no son eficaces?

Tradicionalmente, en las empresas, las cuestiones relacionadas con la salud mental y el bienestar de sus empleados eran vistas como algo que pertenecía a su esfera personal y privada de cada uno.

A lo largo de la última década este enfoque ha cambiado.

Directivos y departamentos de Recursos Humanos son conscientes de que cuidar del bienestar físico y mental de sus equipos no solo influye positivamente en cada individuo, sino que también reporta importantes beneficios para la empresa, mejorando la productividad, reduciendo las tasas de absentismo/ausentismo y favoreciendo la retención de talento.

Aparecieron los Chief Happiness Officer, el coaching ejecutivo, las charlas motivadoras, la fruta en la oficina, el pago de la cuota del gimnasio incluido en el paquete de beneficios, los masajistas que se trasladaban a las empresas y, más recientemente, las app de mindfulness y meditación.

Pero, ¿por qué a pesar de que ahora se habla más que nunca de la importancia de cuidar de la salud física y mental de los empleados, las cifras de absentismo y baja por enfermedad son más altas que nunca?

Los dos grandes desafíos relacionados con la salud que afectan a todas las empresas

1. Un problema de salud mental de envergadura mundial

A nivel mundial, la OMS y la OIT estiman que cada año se pierden 12.000 millones de días de trabajo debido a la depresión y la ansiedad, lo que cuesta 1.000 millones de euros a la economía mundial.

Según la OCDE, los costes directos e indirectos de la mala salud mental de la población superan la combinación de enfermedades como el cáncer, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas, con un impacto negativo del 4% del PIB mundial

En España, las bajas laborales relacionadas con la salud mental se han duplicado en poco menos de una década. Hasta octubre del año pasado, 466.078 personas recibieron una baja médica por problemas psicoemocionales, un aumento de más del 80% si se compara con las cifras de 2016.

2. Un planteamiento erróneo del bienestar corporativo

Muchas empresas recurren a beneficios basados en servicios como los seguros de salud o programas de bienestar que, si bien son acciones positivas para la salud de los empleados, generalmente se basan en:

– Una postura reactiva hacia los problemas de salud en lugar de una estrategia activa para el bienestar en el lugar de trabajo,

– propuestas genéricas iguales para todos, 

– en muchos casos, los efectos son a corto plazo, ¿cuántas personas continúan la dieta, yendo al gimnasio o utilizando la aplicación de mindfulness pasados los 6 primeros meses?

Ante este panorama, tras analizar nuestros aprendizajes de 2023 trabajando la salud de las empresas, ¿qué programas o estrategias podemos afirmar que sí están funcionando?

Tres recomendaciones para las empresas que quieran ver resultados duraderos en el bienestar de sus equipos y hacer frente de forma eficaz a las tasas de absentismo/ausentismo en 2024

1. Atención personalizada y continuada de la salud

La salud, propia y la de su familia, es una de las grandes preocupaciones de todo empleado. Y tradicionalmente la empresa española que puede costearlo, da cobertura médica a esta necesidad con la contratación de un seguro para todos sus empleados. 

Una fórmula muy útil para ofrecer atención sanitaria privada y de calidad que, sin embargo, presenta algunas carencias. 

¿Qué no está funcionando en el seguro médico tradicional para empresas?

– Muchas empresas no se lo pueden costear

Ofrecer una buena cobertura médica a toda la plantilla supone una inversión elevada para compañías que sí desearían ofrecer un beneficio de salud a sus empleados pero les supone un coste demasiado elevado. 

– La atención médica que se ofrece es reactiva y fragmentada

No realiza ningún servicio preventivo, solo entra en acción cuando el empleado se pone en contacto para solucionar un problema de salud puntual y carece de continuidad asistencial, esto es, cada especialista ve de forma separada al individuo y trata de solucionar un problema o unos síntomas concretos sin que haya nadie que esté pendiente de ver el cuadro global del paciente ni de hacer seguimiento de la evolución. 

– No soluciona el problema de las listas de espera

La saturación de la sanidad pública ha provocado una fuga de pacientes hacia la privada que ha provocado que, en 2023, se haya batido récord en la contratación de seguros de salud privados y se hayan visto, por primera vez, listas de espera para la realización de pruebas o para ser atendidos por un especialista. 

Según el último estudio RESA 2023 de la fundación IDIS, los pacientes que acuden a la privada ya esperan una media de 15 días para poder ser atendidos por un especialista y de 27,3 días para una intervención.

– Supone un problema por falta de tiempo o por no querer faltar trabajo

Tener que acudir al médico provoca muchas situaciones de ausentismo que hace que se pierdan horas de trabajo. Dependiendo de la situación personal o familiar, de la mayor o menor capacidad para conciliar, e incluso de la carga laboral o puesto de responsabilidad de cada persona, muchos empleados terminan no acudiendo al médico cuando lo necesitan, lo cual en muchos casos no hace más que empeorar la situación y dilatar los tiempos de recuperación. 

¿Qué es lo que sí está funcionando?

Ofrecer, como alternativa o como complemento al seguro privado, un modelo de salud digital sin desplazamientos ni listas de espera, que ofrezca una atención personalizada y continuada de la salud, con un médico referente y con un seguimiento de los procesos de salud que inicia cada trabajador. 

“Estamos viendo excelentes resultados con nuestra figura del médico personal, como tu médico de familia de confianza de toda la vida al que puedes recurrir 24/7, incluso fines de semana o estando de vacaciones, que realiza funciones de prevención, atención médica, seguimiento, prescripción electrónica de medicamentos o derivación prioritaria para pruebas diagnósticas o atención de un especialista. Es un servicio muy valorado por los empleados por su alto grado de personalización y de cercanía, y además muy útil para las empresas por su efectividad para reducir los tiempos de reincorporación del empleado a su puesto de trabajo”.

Maika Palacios, Directora Médica de Docline.
  1. Atención específica a la salud mental

En 2024, la salud mental seguirá siendo prioridad y requerirá atención activa por parte de los líderes laborales. En España, el estrés está detrás del 30% de las bajas laborales y se estima que las bajas debidas a problemas de salud mental suponen 30.000 millones de euros en pérdidas para las empresas.

“Aunque los trastornos musculoesqueléticos continúan siendo la primera causa de absentismo laboral, las bajas laborales por razones psicológicas o emocionales aumentan de manera llamativa, con el agravante de que la duración del tiempo de recuperación para las patologías mentales es mayor".

Maika Palacios, Directora Médica de Docline.

¿Qué está dando buenos resultados a las empresas en salud mental?

Mientras que la OMS señala que para 2030 los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el mundo, varios estudios de instituciones internacionales como Gallup, la Universidad de Berkeley y Forbes apuntan que el cuidado de la salud mental en el trabajo tiene el poder de disminuir las bajas laborales en un 66%

“Estamos viendo que el tratamiento por parte de nuestro equipo de psicólogos y muy especialmente el acompañamiento de nuestro médico personal al empleado durante todo su proceso de recuperación de su salud mental están funcionando con éxito para agilizar las reincorporaciones y acortar los periodos de baja”

Maika Palacios, Directora Médica de Docline.
  1. Programas de bienestar preventivos y activos que abarquen múltiples facetas que afectan y preocupan al empleado, como trabajador y como persona

El bienestar de los trabajadores no puede medirse únicamente en términos de absentismo. Porque las encuestas actuales demuestran que se puede estar presente en el puesto de trabajo pero improductivo, desmotivado e infeliz. 

Cuando las empresas introducen en la ecuación del bienestar del empleado otros factores como el compromiso, el resultado global empieza a cambiar y se hace evidente que el sentimiento de bienestar de los empleados afecta de manera directa a su compromiso y su productividad. 

¿Cómo hay que enfocar estos programas para que sean efectivos?

Es esencial que las empresas opten por estrategias globales que atiendan todas las necesidades y preocupaciones que pueda tener una persona, incluyendo la promoción de hábitos saludables pero también otros factores clave como el ambiente de trabajo, la flexibilidad y la posibilidad de conciliación, el sueldo y las aspiraciones económicas, sentirse valorado o las posibilidades de promocionar.

En Docline estamos ayudando a empresas como Italfarmaco, Webhelp y Biscuit International, entre otras, a cuidar de la salud de sus empleados a través de nuestros Planes para Empresas

¿Hablamos? 

¿LISTO PARA EMPEZAR?

Descubre nuestra plataforma y todas sus ventajas.