mensajeria asincronica
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Mensajería Asincrónica. Top 4 Ventajas

Si estás pensando en implementar una plataforma de telemedicina en tu consulta o clínica privada, es importante que conozcas si las herramientas que te ofrece tu proveedor son asíncronas o sincrónicas.

Si bien ambas modalidades ofrecen impresionantes beneficios tanto para pacientes como para proveedores (y, de hecho, lo ideal es contar con ellas de forma conjunta), es importante comprender la diferencia entre ambas y las aplicaciones de cada una. En este artículo hablaremos sobre la mensajería asincrónica y te revelaremos los 4 motivos principales por los que deberías apostar por este recurso en tu negocio.

Flexibilidad: Clave en la mensajería asincrónica

Para llevar a cabo una videoconsulta, o una teleconsulta sincrónica, es decir, “en tiempo real”, es necesario que médico y paciente cuenten con un dispositivo que tenga conexión a Internet y las capacidades adecuadas de audio y de vídeo.

Por el contrario, para establecer una teleconsulta asincrónica, es decir, una consulta que tiene lugar durante un período más espaciado de tiempo y en la que, por lo general, la transmisión de los mensajes no tiene lugar de forma simultánea, solo es necesario el uso de una plataforma que permita el envío y la recepción de mensajería y no es imprescindible que ambos agentes estén conectados a Internet al mismo tiempo.

Este mecanismo es más flexible y permite que, por ejemplo, si el médico le manda un mensaje al paciente en un momento en el que este no esté disponible, el afectado pueda de todos modos recibir el mensaje y responder cuando libremente lo decida.

Optimización del tiempo

Una consulta asíncrona permite que tanto el paciente como el médico puedan gestionar su tiempo de modo más eficiente.

Si el afectado comparte con el profesional algunas imágenes sobre su dolencia (por ejemplo, una herida superficial en la piel) o cierta información sobre sus síntomas, el médico podrá decidir si es necesario concertar o no una cita presencial.

En el caso de que la dolencia solo precise llevar a cabo ciertas curas sencillas o que el paciente siga determinadas pautas, el médico puede comunicárselo a través de mensajería y “despreocuparse” temporalmente del asunto (al menos, hasta que llegue el momento de realizar un seguimiento).

Una de las principales ventajas de las teleconsultas asincrónicas es que, gracias a que le otorgan al médico la posibilidad de discernir entre qué casos precisan atención urgente y cuáles no, ayudan a descongestionar el sistema de salud y permiten que los profesionales puedan dedicar su tiempo de trabajo a prestar más atención a aquellos pacientes que verdaderamente lo requieren.

Si, por el contrario, el médico decide citar al paciente porque considera que su estado de salud sí requiere atención urgente, el hecho de contar con la información que el afectado le ha hecho llegar a través de mensajería le permitirá “jugar con ventaja” y acudir a la visita una vez habiéndose documentado y habiendo realizado una investigación previa sobre la posible enfermedad de su paciente, lo cual también permitirá que la visita se lleve a cabo de forma más rápida y eficiente.

Mejora en el seguimiento del paciente

Gracias a la mensajería asincrónica, médico y paciente pueden consultar el historial del afectado en todo momento. En los casos de enfermedades crónicas o de patologías graves que se prolongan en el tiempo, el hecho de poder realizar un seguimiento a distancia sin necesidad de que ambos agentes estén en línea facilita enormemente el proceso de seguimiento.

Por ejemplo, las personas que sufren enfermedades cardiovasculares pueden registrar por sí mismas algunas variables en la plataforma de telesalud, como su tensión arterial, el peso o los alimentos que consumen, para compartirla con su médico sin necesidad de que este se encuentre presente en ese momento. Y esto a su vez permite que, a posteriori, el proveedor de servicios de salud pueda realizar el seguimiento y la valoración del proceso y responder al paciente a través de mensajería en el caso de que lo crea necesario.

Lo mismo sucede en los casos en que es preciso realizar un seguimiento posquirúrgico. La mensajería asíncrona permite que el paciente pueda valorar su propia evolución realizando test a distancia mientras sigue los protocolos personalizados para su caso en concreto y le otorgan la tranquilidad de que, en el caso de que surja alguna incidencia, entonces sí pueda concertar una visita virtual o presencial partiendo de la información de la que ya dispone.

Bienestar del Paciente

El bienestar del paciente es el centro de todo servicio médico, incluidas las visitas asíncronas.

Para visualizar los beneficios de este tipo de consultas para los pacientes, podemos poner un práctico ejemplo: una persona que, por ejemplo, tiene una herida aparentemente poco grave, tal vez crea que es absurdo desplazarse hasta la consulta médica, hacer colas y perder tiempo solo para recibir una valoración sobre su estado.

Sin embargo, contar con la posibilidad de enviarle al médico ciertas imágenes a partir de las cuales este podría valorar si es necesario llevar a cabo un tratamiento específico y/o acudir presencialmente a la consulta le permitirá tener el control sobre su estado de salud y gozar de la tranquilidad de saber que puede pedir ayuda en cualquier momento en el caso de necesitarlo.

Mayor velocidad de la Mensajería Asincrónica

Por otra parte, la telemedicina se caracteriza por agilizar los tratamientos y por permitir los diagnósticos precoces, y las consultas asincrónicas no son una excepción a esta norma: en las enfermedades más graves, también actúan como una excelente herramienta preventiva.

Imaginémonos una persona que podría tener una lesión maligna en la piel. En este caso, el afectado también podría salir beneficiado de una consulta asíncrona: basta con que le haga llegar a su médico una imagen del lunar o bulto para que este pueda valorar si es necesario concertar una visita de forma urgente.

Docline, el servicio más completo

Docline es una plataforma capaz de integrar herramientas de mensajería asincrónicas y sincrónicas con el fin de ofrecer un servicio completo para los profesionales de la salud y pacientes. 

Contarás con multitud de herramientas para que la digitalización de tu clínica sea exitosa, desde consultas virtuales y gestión de pacientes hasta la emisión de recetas electrónicas. No esperes más y haz el cambio que necesitas en tu negocio.

¿LISTO PARA EMPEZAR?

Descubre nuestra plataforma y todas sus ventajas.